2019


Éxito de Olatu Talka en su última edición

La décima edición del Festival Olatu Talka ha sido la última. Con una participación de récord, 60.000 personas en las más de 200 actividades organizadas. Se ha despedido un festival que ha movilizado durante todos estos años a la ciudadanía.

El festival Olatu Talka inició su andadura en el año 2010 acompañando al proyecto de Donostia / San Sebastián 2016 desde su fase de candidatura, realizando juntos el camino hacia la Capitalidad Cultural Europea.

En cada edición el festival ha ido fijándose nuevos objetivos y ha dirigido la energía de la ciudadanía hacia nuevos retos colectivos. Olatu Talka ha sido un festival vivo y cambiante y se ha constituido como una herramienta capaz de generar tejido social, impulsar y visibilizar la actividad cultural de base y reforzar el valor de la cultura como nueva seña de identidad de nuestra ciudad. Tras diez festivales toca ahora reflexionar.

 

Algunos de los datos de la última edición:

  • A través de diversos agentes, más de 2.000 personas han participado de forma activa en Olatu Talka.
  • 60.000 participantes pese al calor de la segunda jornada. El sábado algunas de las actuaciones programadas en Alderdi Eder tuvieron que ajustar su duración ya que el calor era asfixiante. El viernes unas 12.000 personas se acercaron a las actividades de Olatu Talka, el sábado 30.000 y el domingo casi 18.000.
  • Actividades de todo tipo: danza, música, arte, ciencia, historia... para todas las edades.
  • Más de 20 actividades en las que era necesaria la inscripción y más de 1.000 personas participando en ellas.

Actividades

Destaca la buena aceptación por parte del público a las nuevas actividades programadas:

Argi Artean

El viernes en el Jardín de la Memoria en Riberas de Loiola se desarrolló ésta novedosa actividad de arte lumínico que generó mucha expectación. Exposición de instalaciones lumínicas, conciertos de música experimental y proyecciones de piezas audiovisuales en la fachada de la iglesia fueron los reclamos. El videomapping o la astronomía también estuvieron presentes. Una fusión espectacular entre arte y tecnología a la que asistió numeroso público.

Loiola Apain, actividades de Street art

El artista Marcos Navarro dibujó un mural de grandes dimensiones en una fachada del barrio durante cinco días que ha gustado mucho al igual que el mosaico de Javier de Riba. Durante el festival han sido muchos los curiosos que se han pasado a ver las dos obras.

Ondarreggae Jaia

Ondarreta se convirtió el sábado en lugar de peregrinación para amantes de la música reggae. Debido a un problema técnico, la programación se inició con algo de retraso. Pese a ello la jornada fue todo un éxito con gran afluecia de público.

Jolas Kraterra

En el parque de Ametzagaina se realizó el domingo la actividad Jolas Kraterra a la que asistieron muchas familias. Se organizaron todo tipo de actividades para disfrutar en familia: cuenta cuentos, música, bailes, juegos. En algunos momentos fue necesario buscar la sombra ya que el sol apretaba, pero muchas personas pasaron por el parque para disfrutar de una jornada de juegos.

Samba

Los ritmos de la samba inundaron el paseo de la Concha el domingo. La música, el baile y el color se adueñaron del paseo. El desfile tuvo que abrirse paso entre las cientos de personas que a esa hora paseaban por allí.

Acto de clausura, Boga!

La décima edición de Olatu Talka dijo adiós a la orrilla del mar con el espctáculo Boga! El numeroso público congregado disfrutó de las piezas interpretadas por las voces de Easo Gaztetxo abesbatza, Ibaiertz y La Escolanía Salve de Laredo que contaron con los bailes del grupo Gero Axular dantza taldea.

Finalmente, es necesario destacar la buena acogida que han tenido un año más los fijos de Olatu Talka:

Kontzertour

50 conciertos en 3 días, es el resumen de lo vivido. Olatu Talka llenó de música el Pico del Loro, la plaza Cervantes, el puerto, la Eguzkiteka en los bajos de la Concha, el paseo de la Zurriola, el Náutico o Añorga. Música para todos los gustos.

Basoka

En Aiete la cita el domingo no decepciono. Allí se disfrutó de los conciertos de Jon Busselo, Ane Leux, Luke Armstrong e Iker Lauroba. Un cita folk que no se perdieron unas 300 personas y que quiso rememorar de alguna manera aquella primera edición de Basoka del año 2015.

Kontxa Gaumarket

El mercado de los soportales de la Concha una vez más ha sido todo un éxito. Cada día se instalaron 40 puestos y coincidiendo con las dos jornadas playeras, en algunos momentos era difícil abrirse paso entre todos los visitantes.

Olatu Talka ha cerrado un ciclo muy positivo en el que quiere agradecer el trabajo realizado por los agentes que han participado en el festival durante estos años.

Hasta el 17 de junio ha sido posible visitar la exposición Irudigileak: mujeres ilustradoras situada en el pasadizo de Egia.